martes, 26 de mayo de 2020

¿Era Simone de Beauvoir partidaria de la pedofilia?

En un conocido grupo de Facebook sobre instrumentos psicológicos surgió una discusión referente a una publicación que una joven realizó apoyándose en Simone de Beauvoir, donde esta solicitaba reducir la homofobia citando un comentario de la propia Beauvoir. Hasta ahí todo bien y de acuerdo. Aclaro que no soy conocedor de Beauvoir, solo tengo nociones de su vida y obra, al igual que muchos de los comentaristas en aquel post. Sin embargo, no tardaron en aparecer los detractores vs sus seguidores quienes se disparaban dardos textuales manifestando sus opiniones y sus posturas personales, más que cualquier posible evidencia. Ello atrajo mi atención, sobre todo un comentarista que parecía conocerla bien pero que despotricaba sobre Beauvoir. Y tratando de entender ese panorama, se me ocurrió hacer un comentario para atraer la atención y así solicitar evidencia al respecto, pero solo conseguía evasivas, burlas y una referencia a una fuente terciaria, un blog de opinión en Outono. El asunto es que Beauvoir era conocida entre los opinantes por ser junto a J.P. Sartre una defensora de la pedofilia.

En este artículo, (que me da la impresión que es muy de derechas, pero no viene al caso) la señora Beauvoir es descrita como el demonio en persona, pero no ofrece ninguna referencia verificable, salvo los enlaces terciarios al tema de pedofilia. Algo así como verdades a medias. Continuemos...

Simone de Beauvoir

Pero menuda sorpresa me llevé al leer lo que decían al respecto sus detractores, y ello me llevó a googlear sobre tal acusación, donde solo hallaba resultados de páginas católicas, derechistas, republicanas, y hasta de Rafapal (¡no jodás!) donde todos concurrían en una misma conclusión a su manera: pedófila. En favor de ella, e indagando más entre ese mar de resquemor, hallé a una sola defensora de las ideas de Beauvoir en una colmuna de cultura en CNN en español chileno titulada "Historiadora desmiente que Simone de Beauvoir haya sido partidaria de la pedofilia: “Es no saber leer”..." donde se entrevista a Maria José Cumplido.

Allí se afirma:

"...La escritora explicó que en 1977 se pidió al Parlamento francés la derogación de algunas leyes de consentimiento , cuya edad límite hasta esa época era de 15 años. “Ese mismo año, tres franceses estaban siendo acusados por haber tenido relaciones sexuales con menores de 13 y 14 años. Si bien los menores declararon consentir, la ley francesa acusó a los tres franceses“, señaló la historiadora.

“En un contexto donde intelectuales como Beauvoir abogaban por el individuo y por la libertad, se entiende que lo que defendían era el consentimiento y negaban que el Estado podía estar por sobre la libertad de los individuos. Hoy tenemos otras nociones sobre infancia y sabemos que el consentimiento no siempre es libre, por lo que me parece que hemos avanzado al respecto. Beauvoir jamás defendió la pedofilia, defendía la libertad absoluta sobre los cuerpos. El debate es ese. Lo otro es no saber leer..."

Más adelante en las conclusiones diré lo que pienso de la defensa que hace la historiadora Cumplido.

Investigando sobre el tema, y dado que nadie ofrecía ninguna evidencia o argumento más allá de los dos citados, y, nada más allá de decir con mucha seguridad que se está a "favor" o en "contra" de Simone de Beauvoir, y a riesgo de armar una pelotera por las diferencias de opinión con quien lea este artículo, me tomé la tarea de seguir indagando al respecto, donde he encontrado las siguientes fuentes secundarias y primaria (al final) que mencionan o atribuyen a Simone B. como defensora de la práctica de la pedofilia:

El New York Times publicó:

"Thinkers on the left, like Michel Foucault, Roland Barthes, Jean-Paul Sartre and Simone de Beauvoir, spoke in defense of the practice, or came to the defense of men accused of engaging in sex with people below the age of consent in France.

Libération, the newspaper co-founded by Sartre, championed pedophiles as a discriminated minority and ran personal ads by adults seeking children for sex.

The newspaper ran “revolting” articles about pedophilia into the 1980s, and its staff included activists who fought for the right to engage in “sexual relations with children,” its editor, Laurent Joffrin, acknowledged in an editorial this week, adding that the publication now opposed the practice."

Traducción:

"Los pensadores de la izquierda, como Michel Foucault, Roland Barthes, Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir, hablaron en defensa de la práctica o acudieron en defensa de hombres acusados ​​de tener relaciones sexuales con personas menores de edad en Francia.

Libération, el periódico cofundado por Sartre, defendió a los pedófilos como una minoría discriminada y publicó anuncios personales de adultos que buscaban niños para tener relaciones sexuales.

El periódico publicó artículos "repugnantes" sobre la pedofilia en la década de 1980, y su personal incluía activistas que lucharon por el derecho a entablar "relaciones sexuales con niños", reconoció su editor, Laurent Joffrin, en un editorial esta semana, y agregó que la publicación ahora se opuso a la práctica."

Fuente del artículo New York Times.


The Guardian publicó también:

"Jean-Paul Sartre, Simone de Beauvoir and the current French health and education ministers Bernard Kouchner and Jack Lang were among the signatories of petitions in the 1970s calling for paedophilia to be decriminalised, it emerged yesterday.

A number of extraordinary documents have surfaced - in the wake of accusations of possible child sex abuse against the former student revolutionary Danny Cohn-Bendit that are forcing France's intellectuals to confront the values of the May 1968 revolution and its aftermath, a period that witnessed probably the biggest change in sexual behaviour in recorded history.

The petitions were issued after a 1977 trial that saw three men jailed for non-violent sex offences against children aged 12 and 13. "Three years in prison for caresses and kisses: enough is enough," one petition, signed by Mr Kouchner and Mr Lang, said.

"French law recognises in 12- and 13-year-olds a capacity for discernment that it can judge and punish," said a second petition signed by Sartre and De Beauvoir, along with fellow intellectuals Michel Foucault, Roland Barthes, Jacques Derrida; a leading child psychologist, Françoise Dolto; and writers Philippe Sollers, Alain Robbe-Grillet and Louis Aragon. "But it rejects such a capacity when the child's emotional and sexual life is concerned. It should acknowledge the right of children and adolescents to have relations with whomever they choose."

Traducción:

"Jean-Paul Sartre, Simone de Beauvoir y los actuales ministros franceses de salud y educación Bernard Kouchner y Jack Lang estuvieron entre los firmantes de las peticiones en la década de 1970 que pedían que se despenalizara la pedofilia, surgió ayer.

Han surgido varios documentos extraordinarios, a raíz de las acusaciones de posible abuso sexual infantil contra el ex revolucionario estudiantil Danny Cohn-Bendit que están obligando a los intelectuales de Francia a confrontar los valores de la revolución de mayo de 1968 y sus secuelas, un período que probablemente fue testigo del mayor cambio en el comportamiento sexual en la historia registrada.

Las peticiones fueron emitidas después de un juicio en 1977 que vio a tres hombres encarcelados por delitos sexuales no violentos contra niños de 12 y 13 años. "Tres años de prisión por caricias y besos: ya es suficiente", una petición, firmada por el Sr. Kouchner y el Sr. Lang, dijo.

"La ley francesa reconoce en los niños de 12 y 13 años una capacidad de discernimiento que puede juzgar y castigar", dijo una segunda petición firmada por Sartre y De Beauvoir, junto con otros intelectuales Michel Foucault, Roland Barthes, Jacques Derrida; una destacada psicóloga infantil, Françoise Dolto; y los escritores Philippe Sollers, Alain Robbe-Grillet y Louis Aragon. "Pero rechaza tal capacidad cuando se trata de la vida emocional y sexual del niño. Debe reconocer el derecho de los niños y adolescentes a tener relaciones con quien elijan"."

Y remata con una excusa muy dificil de confirmar ofrecida por Roland Castro, quien compartía tales ideas:

"...Tales tratados y manifiestos no solo eran aceptables sino que estaban de moda en ese momento. "Salieron muchas cosas buenas de 68, pero tenemos que enfrentarlo ahora, la era era ingenua", dijo ayer Roland Castro, un arquitecto que fue una figura prominente en el levantamiento. "Dijimos todo y su opuesto, apresuradamente, sin reflexionar. Y al tratar de romper todas las viejas barreras, terminamos derribándolos por completo"...."

Articulo en The Guardian


La fuente primaria.

Escarbando en el Webarchive.org encontré lo que parece ser el texto de la carta en la que Simone.B, J.P. Sartre y conocidos psicólogos y psiquiatras firman a modo de carta abierta contra la sentencia hacia los sujetos que realizaron las acciones de pedofilia a menores de edad. Allí sus argumentos:


"El 27, 28 y 29 de enero, Bernard Dejager, Jean-Claude Gallien y Jean Burckardt serán juzgados ante la cour d'assises des Yvelines por actos lascivos con un menor de menos de 15 años. Detenido en el otoño de 1973, hace más de tres años que permanecen en prisión preventiva. Solo Bernard Dejager se ha beneficiado recientemente de la presunción de inocencia. Tanto tiempo en prisión preventiva para investigar un simple asunto de "vicio", donde los niños no han sido víctimas de la más mínima violencia, sino que, por el contrario, han testificado ante los magistrados examinadores que dieron su consentimiento, aunque la ley actualmente les niega su derecho al consentimiento: tanto tiempo en prisión preventiva que consideramos escandaloso en sí mismo. Hoy corren el riesgo de ser sentenciados a una larga pena de prisión, ya sea por haber tenido relaciones sexuales con menores, niños y niñas, o por haber alentado y tomado fotografías de sus juegos sexuales. Creemos que existe una incongruencia entre la designación como un "crimen" que sirve para legitimar tal severidad, y los hechos mismos; aún más entre la ley antiquitálica y la realidad de la vida cotidiana en una sociedad que tiende a conocer la sexualidad de los niños y adolescentes (¿a qué se les da la píldora a los niños de trece años?) ¿La ley francesa se contradice si reconoce capacidad de discernimiento en trece y catorce años, para poder juzgarlos, pero les niega la misma capacidad con respecto a su vida emocional y sexual. Tres años para caricias y besos son suficientes. No entenderíamos si el 29 de enero, Dejager, Gallien y Burckardt no fueran liberados." (Traducido del francés).

Los firmantes de la carta:

Louis Aragon, Francis Ponge, Roland Barthes, Simone de Beauvoir, Judith Belladona, docteur Michel Bon, psychosociologue, Bertrand Boulin, Jean-Louis Bory, François Chatelet, Patrice Chéreau, Jean-Pierre Colin, Copi, Michel Cressole, Gilles et Fanny Deleuze, Bernard Dort, Françoise d'Eaubonne, docteur Maurice Erne, psychiatre, Jean-Pierre Faye, docteur Pierrette Garrou, psychiatre, Philippe Gavi, docteur Pierre-Edmond Gay, psychanalyste, docteur Claire Gellman, psychologue, docteur Robert Gellman, psychiatre, André Glucksmann, Félix Guattari, Daniel Guérin, Pierre Guyotat, Pierre Hahn, Jean-Luc Henning, Christian Hennion, Jacques Henric, Guy Hocquenghem, docteur Bernard Kouchner, Françoise Laborie, Madeleine Laïk, Jack Lang, Georges Lapassade, Raymond Lepoutre, Michel Leyris, Jean-François Lyotard, Dionys Mascolo, Gabriel Matzneff, Catherine Millet, Vincent Montail, docteur Bernard Muldworf, psychiatre Négrepont, Marc Pierret, Anne Querrien, Grisélédis Réal, François Régnault, Claude et Olivier Revault d'Allonnes, Christiane Rochefort, Gilles Sandier, Pierre Samuel, Jean-Paul Sartre, René Schérer, Philippe Sollers, Gérard Soulier, Victoria Therame, Marie Thonon, Catherine Valabrègue, docteur Gérard Vallès, psychiatre, Hélène Védrines, Jean-Marie Vincent, Jean-Michel Wilheim, Danielle Sallenave, Alain Cuny.



Las conclusiones.

1. Tuve que indagar yo mismo porque es costumbre de muchas personas invertir la carga de la prueba cuando realizan afirmaciones en grupos de Facebook, sobre todo, las afirmaciones que van acorde a sesgos o falacias de resultado esperado.

2. Las fuentes secundarias consultadas afirman que SI se encontraba a favor de la pedofilia y la reducción de la edad para consentir relaciones sexuales entre menores y adultos, en este caso, los adultos que en el 77 fueron juzgados por pedofilia. Esto abrió las puertas a famosos de la cultura Francesa a tener tales comportamientos rozando el límite entre lo legal/ilegal.

3. No me cabe en la cabeza que personajes como Derrida, Gilles y Fanny Deleuze, y Félix Guattari firmaran a favor en la fuente primaria.

4. Considero que, independientemente de la lucha por la libertad y los derechos de la mujer en busca de la igualdad social por parte de Simone B., estar a favor de esta conducta hacia los menores no es deseable en ninguna persona, especialmente en una figura con influencia social y política. Me gustaría sugerir a sus seguidores  que tracen una línea de "no cruzar" a la hora de defender los ideales de un ícono sin restricción o crítica alguna. Podrá tener sus cosas buenas y defendibles, pero también tiene sus errores, los cuales no se sabe si alguna vez rectificó o intensificó. La época de los 70 en cuanto a la lucha por la libertad sexual o social en Francia fue bastante caótica, antes no fue peor.

5. Recomiendo la lectura del libro "Historia de la pedofilia" de Anne Claude Ambroise-Rendu. Quizás la fuente más cercana a una fuente primaria sobre el tema. Estoy buscando como adquirirlo para mi colección.

6. Defender la postura de Beauvoir y cia para consentir la pedofilia jutificándose en una diferencia legal (recordemos que no se puede consentir en Francia relaciones sexuales con menor de 15 años, pero sí se puede juzgar a un menor desde los 13 años en adelante) me parece un desatino moral allá y en cualquier parte del mundo, sí, incluso en el mundo árabe (a los relativistas culturales esto les hace arder sus genitales). Permitirlo se presta para abusar de menores que no tienen una madurez sexual física y mental por parte de los adultos, así como también para ejercer el engaño y hasta trata, violación o prostitución de los mismos, siendo estos proporcionalmente más indefensos que un adulto en todas sus dimensiones.

7. La pedofilia y los pedófilos no se limitan a menores de 15 años como en el caso y contexto ocurrido en la Francia de los 70´s, sino que va más allá, donde constantemente vemos a diario en las noticias en todas partes del mundo como los adultos abusan de chicos de 2, 5, 6, 8 y más años. La pedofilia no conoce un límite de edad, y me parece que la historiadora Maria José Cumplido desconoce a propósito esta realidad, quizás le calan mucho los ideales de Beauvoir y su sesgo le impide aceptarlo. Mal por ella.

8. Se me hace bastante hipócrita criticar y atacar a pedófilos como los que encontramos en la Iglesia, en casos de pedófilos de redes sociales y acechadores de menores de toda indole, y a su vez, defender a una persona que promovió muy a su juicio tal práctica. Desconozco si ella fue pedófila en práctica, se solía decir que ella le conseguía las menores a su esposo, pero eso no me consta aún.

9. Se me hizo muy risible ver coincidir a Rafapal y las vertientes ultraconservadoras en este tema, no porque no lo pueda creer, sino porque hace mucho no escuchaba nada de este pintoresco sujeto.

10. El post en el grupo de Facebook  fue borrado antes de que le pudiera sacar capturas a lo escencial. Mal por mí que no me avispé por andar investigando.


jueves, 23 de abril de 2020

¿Que es un magufo?

En esta era de las redes sociales, es común ver en ellas a ciertos personajes expertos opinólogos de todo y nada, sujetos que afirman tener ciertos conocimientos "underground" que solo ellos poseen, que las altas esferas del poder no quieren que sepas, y también en mayor medida, a sus seguidores que repiten como loros todo lo que captan de estas lumbreras del saber. ¡Y lo dan por cierto con aberrante fe! Grandes exponentes de la magufería habitan en sendos videos peligrosos para la integridad mental y física en Youtube y Facebook, y ahora recién de la mano de los mediáticos "influencers" aneuronados (¿Qué hicimos para merecer esto?)

Bueno, básicamente un magufo es quien tiene creencias firmes en pseudociencias (educación Waldorf, antroposofia, poderes psíquicos, ufología, angelología, antivacunas y terraplanistas, revisionismo histórico, etc), pseudodocumentales (ovnis, Maussan, Iker Jimenes, alienígenas ancestrales, profecías, negacionistas, etc), pseudoterapias (homeopatía, reiki, acupuntura, J. Pamies, Deepack Chopra, medicina ancestral, Chinda Brandolino, dianética, etc), sectas (uuuuf desde las cismáticas abhramánicas -TDJ, evangélicos, Yeshua, hasta la Cientología, La Luz del mundo, Osho, Cuarto Camino, gnósticos, Wiccas, Khrisnas, Mormones, Sai Babba, etc), y cualquier cantidad de cosas indemostrables, o, que al intentar demostrarlo se caen por su propio peso al no poseer argumentos válidos o evidencia que le soporte siendo replicable, y que aún así, las defiende apasionadamente siendo incapáz de aceptar críticas contrarias que posean mejores argumentos a la vez que evidencia demostrable. 

Normalmente, un magufo puede ser una persona cualquiera, cualificada o no en alguna profesión, de cualquier edad o sexo, ideología o creencia de fe. La razón por la que se es magufo es porque el sujeto abraza una creencia particular o ideológica sin que esta tenga un soporte válido, simplemente justifica y confirma sus creencias personales, muchas veces de buena fe, a todos nos ha pasado alguna vez. Pero existen sujetos "diferentes", aquellos que poseen patologías psicológicas, sin importar si tienen conciencia de ellas o no, del orden paranoide - esquizoide, y con gran necesidad de aceptación social, que les impide diferenciar la realidad del mundo de su subjetiva realidad tan distosionada. Estos últimos son los más fanáticos, quienes defienden a capa y espada cualquier tipo de conspiración o "pseudoconocimiento" y se convierten en sus voceros de tiempo completo. Muchos son inofensivos y hasta risibles, como el loquito de la esquina parado en un cuñete de pintura alegando que el fin está cerca, pero los que tienen alcance mediático usualmente tienen conductas patológicas, siendo potencialmente peligrosos pues su visión distorsionada alcanza al más crédulo desinformado (y a otros de su clase patológica) a través del dominio de la opinión pública. 

 (fantasmas,aliens, ooparts, homeopatía, revisionismo histórico, sectas, postmodernismo, entre muchas otras que son casi incontables).


Las pseudociencias, pseudoterapias y pseudodocumentales suelen evadir el proceso paso a paso del método científico, así como la evaluación y por pares para comprobar su efectividad, veracidad, funcionalidad, o su reestructuración total o parcial (falsabilidad metodológica).


Usualmente, un magufo, al quedarse sin argumentos (son expertos en verdades a medias), tiende a ofender o desacreditar con distintas falacias o burlas hacia su contrario de debate. También suele escarvar en la vida privada de este (comportamiento del acechador, algo que raya lo patológico) para ver que encuentra de manera que le sirva para desprestigiar a su contraparte y desviar la atención del tema principal. Se conocen como "falacias" todas las posturas utilizadas por el magufo para salirse del aprieto en que se mete de forma premeditada (lo planea como excusa en caso de) o de forma espontánea debido a su irracionalidad.  El Ad hominen, hombre de paja, pez rojo, hacerse la víctima,  son las más comunes herramientas de escape en un sujeto sin argumentos.

Si se topan con un magufo, no desesperen. Atiéndanlo como se merece, traten de brindarle un poco de educación, con respeto. Algo se quedará retumbando en su cabeza y enderezará su camino con el tiempo. Y si no, pásenlo de largo, la vida es bella para perder preciosos minutos con sujetos encarnados así. A veces se predica mejor con el ejemplo.


Tal cual.

Los recientes eventos asociados al COVID-19 / Coronavirus han sido muy ilustrativos para conocer de primera mano y posiblemente en tu propia cara, que es ser magufo. El siguiente video es un ejemplo claro de ello, algo que jamás debería suceder, pero ocurre hasta en el país más desarrollado del mundo.



miércoles, 24 de enero de 2018

Factores sociales, políticos y económicos que generan los procesos de exclusión social

(Ensayo redactado originalmente para el curso de Inclusión social, Unad, mayo de 2016)




¡Vaya temática! ¿Por dónde abordarla? 
     Empecemos por mencionar y definir algunos de ellos en la actualidad de forma interrelacionada, pues no es tan sencillo hablar de factores sociales o políticos y económicos completamente por separado; estos se interrelacionan porque los actores sociales que los producen son miembros de la misma sociedad política y económica, de alto, medio y bajo estrato.
     Todos somos sujetos políticos, desde el simple hecho de ser ciudadanos y participar en elecciones partidistas hasta el honorable parlamentario que ocupa un puesto donde rige los destinos de todos, de buena o mala gana y con quien sabe qué propósitos. El sujeto de a pie como yo o como tú que lees esto es un sujeto causante de exclusión social, lo hacemos cuando elegimos a un candidato sobre otro, porque nos gusta, porque nos convenció de alguna forma o por convicción natural. Elegir a alguien (bien o mal) excluye al actor contrario de esa posibilidad de ganar y representar los ideales de otros, se ejerce una impostura excluyente.
     Luego, desde su sitio de alto rango, el elegido ejerce su cuota de exclusión al proponer ideas y proyectos sobre algún tema por el que se pueda o no estar de acuerdo, beneficioso para algunos y no para muchos, o viceversa. Usualmente, en Colombia es la primera opción la que se impone sí o sí, y casi nunca se debate públicamente, ni, aunque se transmita por televisión ya que nosotros mismos nos autoexcluimos de observar esas ponencias y manifestar nuestro acuerdo o desacuerdo que trae consigo sus propias consecuencias.  ¿Cuáles? Se preguntará el lector. Pues todas aquellas que históricamente nos aprietan un poco más el cinturón, el bolsillo, las posibilidades de prosperar, de estudiar, de ser un sujeto pleno.

     Aunque por esta época del año he observado que se está dando un pequeño pero interesante cambio a esta situación. Como contrapeso a esa forma de exclusión social se ha observado en lo corrido del año posturas políticas a favor de minorías ampliamente discriminadas como las comunidades LGBTI, ateos y librepensadores, etnias y demás; todos ellos sujetos políticos, ciudadanos.
En Chile, pastor Javier Soto, persecutor de los gay con biblia en mano. La religión como principal argumento de exclusión social.
En Colombia, protestas hacia el exprocurador y ahora candidato a la presidencia. Mismo ejemplo de "cariño" hacia población LGBTI, ateos y todo lo que se cruce a sus creencias.
      Aquí podemos entrelazar el eslabón de la exclusión económica; aquella que recae directamente en el bolsillo del ciudadano, aquella que tiene a muchas personas desempleadas y que ha reflejado tasas de desocupados más altas jamás registradas. Esta es quizás la forma de exclusión social más notable pues es la que ofende toda conciencia y restringe la autonomía de cualquier sujeto de derechos y deberes. Esta forma de exclusión (y todas las demás) atenta contra derechos adquiridos constitucionalmente y es quizás el mayor detonante de la desigualdad social, donde la brecha entre ricos y pobres ya es demasiado amplia. Todo ello es reflejo de malos gobiernos (¿recuerda que mencioné que estos factores se relacionan entre sí?), y cada gobierno de turno arrastra los pecados del anterior sin preocuparse mucho por expiarlos de alguna forma. Aunque también hay que comprender que esos pecados son tan grandes que, a pesar de que se haga mucho por expiarlos, no se da la talla necesaria para lograr un progreso notable que sea perceptible en cada colombiano.
     Por ello, esta forma de exclusión social ha dejado fuera de competencia a tantos profesionales, técnicos y tecnólogos que invirtieron tiempo y recursos en ser personas productivas pero que ahora están cesantes por falta de oportunidades laborales. Incluso los menos estudiados la tienen tan difícil como su contraparte más culta, pero, en síntesis, todos los afectados están relegados a tomar lo que salga por trabajo o quedar cesantes de nuevo. 
Desplazados en Cúcuta: Sin recursos, sin empleo, sin salud.
     Para terminar de tejer la cadena de la exclusión social hilaremos el eslabón de la ignorancia. Afirma Rodríguez (2013) que esta es la forma de exclusión social más grave, pues se trata del desconocimiento voluntario o involuntario de la propia historia que nos dio vida y educa:
se trata del ocultamiento y del silencio que se yergue frente a ese mismo pasado, en donde el sistema educativo ha cumplido y sigue cumpliendo un papel asignado desde los mismos inicios de la Conquista, es decir, el de evitar por cualquier medio que los colombianos puedan tener siquiera una leve idea de su propia historia y de su propio entorno, además de contribuir grandemente a que el colombiano este aislado de cualquier idea, así sea lejana, del conocimiento científico” (Rodríguez, p3).
     Y no es mentira, demos una simple mirada a la cotidianidad. Si prestamos atención a los canales de televisión encontraremos algo en común: nada útil. No hay nada que podamos apropiarnos como un repaso a nuestra historia que nos evite repetir los errores de antaño. Es más, ni siquiera sirve para brindar entretención de calidad y nos hemos acostumbrado a conformarnos con lo que “sirvan en la carta”, nos han aislado de nuestra historia a través del medio más masivo del país, ese recurso que existe como un integrante más en cualquier familia del país sin importar el bolsillo que lo traiga a casa. Qué desperdicio de herramienta más amigable para cualquier ser humano.
     Vamos ahora a la parte científica del país. Veo con tristeza que Colciencias desde 2014 tiene cada vez su presupuesto más reducido para realizar investigación científica, y que las grandes y potenciales mentes de nuestro país se irán a buscar futuro a otras tierras, si pueden. En cambio, veo como Indumil recibirá más recursos para fabricar municiones de exportación en contratos hacia el medio oriente para la lucha contra E.I. Independientemente de que sea una industria que lucre al país con cierto debate ético que no deseo tocar y que sirva indirectamente para combatir una plaga mundial como lo es la religión hecha gobierno totalitarista, es seguro que sus ingresos a la cartera pública no vayan a parar en inversión científica o educativa; tal vez cubra otros rubros de interés ojalá necesarios, pero eso lo desconoceremos hasta ver qué pasa en un tiempo prudente con ese capital recaudado.
     Ramírez decía al final de su texto que el panorama cambiará si las universidades públicas y privadas ponen de su parte con responsabilidad social y principios básicos homogéneos, pero mientras exista toda clase de exclusión social que afecte a la ética y moral de cada sujeto en toda la cadena productiva, desde el estudiante vago y recostado hasta el profesional mediocre y abusivo, nada sucederá ni dará visiones de cambio social que repercuta en la disminución de la brecha social a fin de darle muerte a tanta desigualdad mezquina y excluyente.



Bibliografía.

Dentro, no afuera (2012). Video de YouTube. Recuperado de: http://www.youtube.com/watch?v=fLtqiOcWrws
 
Rodríguez, Carlos. (2013) Inclusión, Educación, y Democracia en Colombia. UNAD.
Recuperado de: http://campus09.unad.edu.co/ecsah03/mod/lesson/view.php?id=13308&pageid=1840